Cólico del Lactante en Fisioterapia

En este artículo os voy a hablar del tratamiento de fisioterapia y osteopatía del “Cólico del lactante”. Lo ideal es abordarlo desde un punto de vista multidisciplinar: pediatra, matrona, fisioterapeuta, osteópata, asesor/a de lactancia. Sin olvidar la importancia de los padres, el entorno y la familia.

El Cólico del lactante se caracteriza por un llanto inconsolable durante tres horas, tres días por semana durante tres semanas. Cólico significa dolor agudo en una víscera hueca y lactante aquel que se alimenta de leche. Es de gran importancia hacer un buen diagnóstico diferencial. Ya que no todos los bebés tienen cólicos, ni todos los llantos son debido a esta afección. Generalmente es el pediatra quien hace este diagnóstico. Es una afección relacionada con la maduración del sistema digestivo del bebé y normalmente tiene buen pronóstico. Con un tratamiento adecuado, se normaliza la situación bastante antes, pero suele desaparecer o mejorar a los 5 meses de vida.

En Impulsa Fisioterapia y Bienestar utilizamos una escala/cuestionario validado para el diagnóstico del Cólico del Lactante. Normalmente, la enviamos a los padres antes de la primera consulta de valoración. Así podemos tener más información sobre el caso concreto. Dicha escala nos va a dar información sobre si en el Cólico predomina más el reflujo, gases o ambos. También nos va orientar sobre los hábitos y patrones del bebé. Esto, sumando a la exploración corporal y craneal del bebé, y a la información que nos aportan los padres nos va a dar las claves del tratamiento y las recomendaciones a seguir.

 

El tratamiento de fisioterapia para un bebé cólico suele consistir:

  • Valoración de los reflejos primarios y la postura predominante.
  • Valoración y tratamiento craneal del bebé con técnicas de osteopatía craneal para normalizar las suturas del cráneo. También se trata a nivel de toda la musculatura orofacial para facilitar o mejorar el agarre al pecho o tetina, para relajar los músculos faciales por el llanto, la musculatura de intrabucal si ha existido o existe frenillo, se valora la forma del paladar y la apertura bucal, etc. La expresión facial del bebé también nos da información, en ocasiones nos apoyamos en fotos o vídeos de los padres cuando están en plena crisis.
  • Valoración y tratamiento a nivel corporal. Se realizan técnicas para liberar el diafragma y los puntos digestivos clave para favorecer la expulsión de los gases o evitar el reflujo.

Se le harán recomendaciones específicas a cada caso, algunas de estas son:

  • Cambios posturales con posturas que alivien el malestar, le ayuden con los estímulos propioceptivos, etc.
  • Porteo ergonómico, con posiciones básicas y en caso necesario derivación a profesionales especializados. Puedes consultar más información en: Porteo ergonómico.
  • Cojines de lactancia, que son ergonómicos para los padres y el bebé. En algunos casos derivamos a matronas o asesoras de lactancia, ayudan y aconsejan sobre todo lo relacionado con el agarre, la postura de lactancia, pezoneras, grietas, mastitis, biberones especiales anticólico, etc.
  • Baño por la mañana para evitar la hora de la crisis de llanto y sobrestimular al bebé. En casos necesarios, se recomendará una bañera anticólico.
  • Calor seco local en sábanas o ropita.
  • Evitar tablets y móviles. Sustituir por sonajeros, juguetes adaptados, peluches, etc.
  • Favorecer ambiente tranquilo, con música relajante. Evitar luces y sonidos fuertes en la hora crítica de la crisis.

 

En Impulsa Fisioterapia y Bienestar estamos especializadas en fisioterapia y osteopatía en la mujer embarazada, en el postparto y en el cólico del lactante, siendo un centro de referencia en Granada. Puedes obtener más información en los siguientes enlaces:

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *