EJERCICIO TERAPÉUTICO EN EL POSTPARTO

mujer con esterilla y mancuernas

En el último artículo de ejercicio terapéutico hablé de la importancia de la actividad física durante el embarazo. En este te voy contar la forma más aconsejable de hacer ejercicio terapéutico en el postparto.

Si bien son conocidos los cambios que se producen en el cuerpo de una mujer durante el embarazo, también lo son, los que se producen en el puerperio. El cuerpo va a eliminar líquidos a través del sudor, la frecuencia cardíaca va disminuir, la mujer va a perder peso y reducir el volumen abdominal, cambios hormonales hasta recuperar el ciclo hormonal, entre otros.

 

¿CÓMO Y CUÁNDO INICIAMOS EL EJERCICIO TERAPÉUTICO EN EL POSTPARTO?

Al principio diferenciamos dos periodos: postparto inmediato o cuarentena y postparto.

Durante el primero:

La madre está conociendo a su bebé y adaptándose a los nuevos cambios (físicos, emocionales y sociales). En esta etapa, la mamá debería trabajar ciertos grupos musculares que le van a favorecer el drenaje y la estabilidad. Sería fundamental:

  • La activación de la musculatura del periné (suelo pélvico) junto a la faja abdominal, para que trabajen a la vez y las presiones se dirijan correctamente.
  • Tonificar de la musculatura glútea y de la espalda, que van aportar estabilidad y drenaje a la pelvis.
  • Ejercicios de corrección postural, para que la mujer tenga una postura adecuada, tanto sentada como de pie. Esto le va ayudar en sus nuevas tareas (lactancia materna o de fórmula, coger o acunar su bebé, etc.).

 

Si la mujer ha hecho ejercicio terapéutico durante el embarazo, va a conocer el tipo de ejercicio a realizar. Simplemente se le adaptarían las dosis a realizar. En el caso, que la madre no haya hecho ejercicio terapéutico, clases de preparación al nacimiento o evaluaciones de fisioterapia durante el embarazo, sería oportuno, realizar una valoración de suelo pélvico y enseñar dichos ejercicios.

*NOTA: En esta etapa se recomienda que la mujer haga el menor esfuerzo posible para favorecer que el cuerpo se recupere del parto, ya sea vaginal o por cesárea.

En el segundo periodo:

La mamá habrá pasado la cuarentena y su cuerpo habrá tenido algunos cambios más evidentes. Este es el momento de realizar la valoración del suelo pélvico y de su estado físico para adaptar el ejercicio terapéutico.

En la valoración de suelo pélvico postparto se evalúan: los músculos del periné y su competencia, las cicatrices y/o desgarros, dolor en la relaciones sexuales (dispareunia), pérdidas de orina, estado de la faja abdominal (diástasis de los rectos anteriores del abdomen, control del CORE, tos) el patrón respiratorio y el estado del diafragma. Más información sobre la valoración del suelo pélvico.

En la valoración de ejercicio terapéutico de post parto tomamos de referencia los datos obtenidos en la valoración del suelo pélvico para hacer más hincapié en lo que cada mujer necesita y valoramos el resto de grupos musculares, flexibilidad, coordinación, postura (de pie y sentada) y equilibrio. Establecemos unos objetivos personales asequibles a corto, medio y largo plazo. A partir de ahí, una prescripción adaptada a cada periodo establecido. Para conocer más sobre el control motor y el ejercicio terapéutico, puedes leer este artículo.

 

¿QUÉ SE HACE EN EL EJERCICIO TERAPÉUTICO EN EL POSTPARTO?

  • Ejercicios de tonificación de distintos grupos musculares (piernas, brazos, espalda,).
  • Gimnasia abdominal hipopresiva. Nos ayudan a mejorar la postura, la respiración y la sinergia entre periné y abdomen.
  • Método 5p (tronco). Está indicado para mejorar la postura, el equilibrio y coordinación. A la vez, se pueden hacer ejercicios de tonificación, gimnasia abdominal hipopresiva, respiraciones dirigidas, etcétera.
  • Reeducación de la faja abdominal y del CORE. Cuando existe diástasis de los rectos anteriores del abdomen, es necesario reeducar esta parte del cuerpo y el uso de TECARTERAPIA en consulta (para favorecer la síntesis de colágeno que es lo que va aportar consistencia a la línea alba). En cambio si es problema de control motor, podemos ayudarnos con electroestimulación.
  • Ejercicios con Winner Flow. Es un dispositivo que nos ayuda a reeducar el suelo pélvico y el transverso del abdomen a través de la respiración.
  • Ejercicios de respiración. Para relajar el diafragma, para dirigir los esfuerzos, para relajarse en general.

 

¿DÓNDE SE PUEDEN REALIZAR?

En Impulsa Fisioterapia y Bienestar te damos la oportunidad de realizar estos ejercicios en casa con una prescripción y un método de entrenamiento o si lo prefieres, en nuestras instalaciones en grupos muy reducidos (3 mujeres). Si te cuesta adherirte al trabajo en casa, y/o tienes problemas para desplazarte, podemos hacer clases Online para facilitar tu motivación.

Somos un centro especializado en Fisioterapia Uroginecológica y Ejercicio Terapéutico.

Clase dirigida femenina

Clases dirigidas en el postparto.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *