Prolapso

¿Qué puedes hacer para evitar que tu prolapso empeore?

El prolapso no siempre tiene que acabar en un quirófano, en muchos casos, su pronóstico es favorable con un tratamiento de fisioterapia adecuado, poniendo el práctica unas correctas pautas para el día a día.

En este artículo te resumo qué es un prolapso, cuáles son los más frecuentes, síntomas, causas y te cuento qué puedes hacer para cuidar tu suelo pélvico y evitar que tu prolapso empeore.

Un prolapso es el descenso, en mayor o menor grado, de uno o varios órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero o recto) hacia el exterior, bien a través de la vagina, o bien a través del recto o ano.

 

 

CLAVES PARA EVITAR QUE TU PROLAPSO EMPEORE

 

Disminuye el exceso de presiones sobre tu suelo pélvico

  • Debes evitar las prácticas que supongan un exceso de presión sobre el suelo pélvico.
  • Evita levantar peso y si lo haces, que sea de forma adecuada. El peso que transportamos o elevamos supone un aumento de presión, si no te queda más remedio y has de hacerlo, es necesario que aprendas la forma correcta de hacerlo para no agravar el prolapso. Procura siempre crecer y alargar, contraer tu suelo pélvico y abdomen antes de coger peso.
  • Si padeces alergia y estornudas o te suenas con frecuencia, eres fumadora o tienes alguna enfermedad de las vías respiratorias como el asma o la bronquitis crónica y esto se traduce en toses repetidas o ataques súbitos de tos, debes consultar con tu médico para manejar adecuadamente estas afecciones y evitar los episodios perjudiciales para tu periné. ¡Contrae tu suelo pélvico y abdomen antes y durante el esfuerzo!
  • Elige la práctica deportiva de bajo impacto y no hiperpresiva.

 

Entrena tu suelo pélvico

Hay distintas maneras de poner en forma tus músculos perineales, con los famosos ejercicios de kegel, entrenamiento del core, reeducación postural, gimnasia abdominal hipopresiva…

 

Evita el estreñimiento y los esfuerzos a la hora de ir al baño

El estreñimiento es uno de los grandes enemigos para tu suelo pélvico. En este artículo te hablamos de estreñimiento y postura de defecación, cosas que debes de tener en cuenta. Cuida la alimentación, practica ejercicio para mantenerte activa, hidratate adecuadamente y cambia la postura de defecación que normalmente adoptamos. En este artículo lo explicamos.

 

Dedícale el tiempo necesario a tu descanso

Uno de los síntomas más frecuentes que refieren las mujeres con prolapso es la pesadez en la zona perineal al final de cada día. El cansancio acumulado puede provocar que tu sintomatología empeore, por ello, si tienes oportunidad, a lo largo del día descansa en varias ocasiones, las piernas sobre una superficie elevada.

 

Estos son consejos generalizados, si quieres mejorar tu calidad de vida sigue estos consejos y acude a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico que te ayude en el proceso 😉

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *