Piernas cansadas, tratamientos.

¿Cuándo llega el verano tus piernas están cansadas? ¿Sufren pesadez, calambres, dolor, hormigueos o se te “hinchan”? Si es así, o conoces alguien que le ocurra, esto te va a interesar. En este artículo os voy hablar de la anatomía de la circulación, los factores de riesgo que hacen que aparezcan problemas circulatorios y los tratamientos que existen actualmente.

ANATOMÍA:

Tenemos dos grandes sistemas circulatorios: sanguíneo y linfático.
El sistema circulatorio está compuesto por el corazón (actúa como una bomba), arterias y venas. Las arterias y las venas tienen distintos calibres para garantizar el intercambio sanguíneo en todas las células de nuestro cuerpo. Existen dos circuitos diferenciados: la circulación pulmonar que permite el intercambio gaseoso (oxígeno y dióxido de carbono) y la circulación general que es la encarga de llevar sangre con oxígeno y nutrientes desde el corazón al todo el cuerpo a través de las arterias y recoger sangre con dióxido de carbono y sustancias de deshecho por las venas y llevarla hasta el corazón para empezar el ciclo.

Esquema Sistema Circulatorio.

Las venas poseen unas válvulas que permiten que la sangre no retroceda y siga su camino ascendente hasta el corazón. En ocasiones, estas válvulas se vuelven incompetentes y se produce un retroceso de sangre, sobrecargando al segmento inferior. La sangre arterial está propulsada por el corazón, pero la venosa no y por eso se hace más dificultoso su retorno. A veces se produce un estasis de sangre o edema en los tejidos, congestionando la zona. Es muy frecuente en piernas y abdomen.

El sistema linfático carece de bomba. Está compuesto por vasos linfáticos. A diferencia del sistema circulatorio sanguíneo, es un sistema abierto que se va formando a partir de los tejidos y llega a grandes conductos donde drenará su contenido en la vena Cava. Su función entre otras es recoger el exceso de líquido que hay en el intersticio (líquido o espacio que existe entre las células de los tejidos) y conducirlo hasta la vena Cava. Si el sistema venoso falla, se verá afectado, produciéndose un edema o linfedema secundario.

Esquema Sistema linfático.

Existen FACTORES DE RIESGO que agravan o fomentan este proceso:

  • La edad.
  • Permanecer largos periodos de pie o sentado/a.
  • Puestos de trabajo en ambientes muy cálidos, que provoquen vasodilatación.
  • Padecer trastornos hormonales o utilizar anticonceptivos (orales, aro, varilla, DIU hormonal,…).
  • Fragilidad capilar.
  • Llevar ropa muy ajustada.
  • Congestión a nivel pélvico, bien sea por estreñimiento o por otra causa.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Calzado inapropiado.

Actualmente existen medidas preventivas o tratamiento conservador y cuando este falla o es insuficiente, se realiza el tratamiento quirúrgico.

Medidas preventivas:

  • Medias, calcetines o pantis de compresión o contención. Las recomendaciones deben hacerse por un facultativo.
  • Una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, evitando los alimentos procesados y con aditivos porque generan inflamación de bajo grado, congestión circulatoria y a nivel de la pelvis, lo que nos impide un buen drenaje de las piernas.
  • Una óptima hidratación para mantener constante la volemia corporal.
  • Evitar permanecer largos periodos de pie, sentado/a, cruzar las piernas, etc.
  • Duchas frías en las piernas sobre todo, para activar los capilares y que se favorezca el drenaje.
  • Vestir ropa holgada y de tejidos orgánicos.
  • Realizar ejercicio físico adaptado a las necesidades de cada persona que active la circulación desde un tono muscular óptimo.
  • Utilizar geles de efecto frío para favorecer el retorno venoso y aliviar la sensación de pesadez.

Desde la Fisioterapia y Osteopatía:

  • Masaje drenante y descongestivo.
  • Tratamiento de osteopatía visceral para aliviar la congestión de la pelvis (estreñimiento, hemorroides, congestión de los plexos hemorroidales, de la circulación de las vísceras de la pelvis menor, trastornos hormonales como el síndrome premenstrual,…).
  • Drenaje linfático manual.
  • Presoterapia.
  • Trtatamientos de fisioestética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *