Menopausia y fisioterapia

Mujer de mediana edad

En este artículo quiero transmitiros varias ideas y conceptos sobre una etapa vital de las mujeres: la MENOPAUSIA. A menudo en clínica, al realizar la historia de fisioterapia de las pacientes en este ciclo de la vida, me encuentro con vivencias negativas, resignación, falta de información, complejos, etc. La menopausia no es una enfermedad, es un estadío de la vida. Por lo que la información y la vivencia en positivo, hará que los trastornos o desordenes relativos a este cambio, se lleven de la mejor forma posible. Desde la Fisioterapia, podemos ayudar a las mujeres a sentirse mejor, desde los tratamientos y la educación sanitaria.

¿Qué ocurre en esta etapa?

La función de los ovarios de producir hormonas como estrógenos y progesterona va disminuyendo hasta agotarse, desapareciendo la menstruación. Esto suele ocurrir entre los 45-55 años habitualmente. Marca el proceso entre la edad reproductiva y la no reproductiva de una mujer.

¿Qué cambios conlleva la desaparición de estas hormonas en el cuerpo de la mujer?

A nivel corporal,

  • Se van perdiendo proteína del tejido conectivo como son el colágeno y la elastina, muy conocidos por los spots publicitarios de “cremas antiarrugas”. Estás proteínas no sólo están en la piel de nuestras caras, están por todo nuestro cuerpo y son las que le dan firmeza y sostén a nuestros tejidos, además de mantener la hidratación y un aspecto saludable.
  • En la esfera uroginecológica, afecta a la vulva y la vagina, provocando en numerosas ocasiones, sequedad y/o picor vaginal, dolor o molestias en las relaciones sexuales, sobre todo en la penetración. Esta pérdida de colágeno y elastina, también puede afectar a la buena funcionalidad del suelo pélvico, ya que este está formado en un 80% por este tejido (conectivo), lo que puede debilitar su función de sostén y pueden aparecer prolapsos (vejiga, útero, recto) generando malestar, pesadez y perdida de la función.
  • Se altera la síntesis de proteínas y hay un acumulo de grasa en zonas más adrógenas (masculinas) como pueden ser abdomen, brazos, espalda y/o cara. Esto está relacionado con el cambio hormonal, porque al desaparecer las hormonas “femeninas” tienen protagonismo las “masculinas” siguiendo más, ese patrón metabólico.
  • En la estructura ósea, la falta de estrógenos hace que la fijación del calcio a los huesos se vea disminuida, por lo que existe más riesgo de padecer osteopenia y osteoporosis.

A nivel psíquico,

  • Se relaciona con insomnio, irritabilidad, disminución de la líbido y del deseo sexual, aceptación de la edad, cambios de humor, tristeza.
¿Cuáles son los desórdenes o trastornos más comunes en la menopausia?
¿Qué nos encontramos en la consulta de fisioterapia?

Normalmente, nos encontramos con mujeres que les perturban los trastornos, que no encuentran solución a sus desordenes, que viven en la resignación (“estoy vieja, esto es lo que me espera, ya no puedo hacer esto o lo otro, ya no valgo”), que a veces se acomplejan, y sobre todo, falta de comunicación con los profesionales sanitarios. Nosotras a menudo, evidenciamos estos cambios por otros motivos de consulta totalmente distintos (dolor de hombro, espalda, cefaleas tensionales, etc).

¿Cómo te puede ayudar la fisioterapia en esta fase?

Desde la fisioterapia como la entendemos en IMPULSA, podemos ofrecerte un tratamiento holístico, de manera que esta etapa de la vida femenina, sea vivida desde la aceptación y el autoconcepto en positvo. Para ello contamos con los beneficios de:

  • El tratamiento manual global, que ayudará a mejorar la función de todos los sistemas, aliviando tensión, mejorando la vascularización e inervación y aportando bienestar corporal.
  • La fisioterapia uroginecológica, en la que se trabajará todo lo referente a la musculatura del suelo pélvico, dolores pélvicos, problemas de incontinencia, dispareunias (dolor en las relaciones sexuales), prolapsos, sequedad y picor vaginal, etc. consulta aquí.
  • El uso de tecarterapia, que hará que tus tejidos más afectados se regeneren y sinteticen más colágeno y elastina, aportando turgencia e hidratación. Muy eficaz en casos de sequedad vaginal, prolapsos, incontinencia. Más información en este enlace.
  • El ejercicio terapéutico adaptado a las necesidades de cada persona, mejorando el tono muscular y la fijación de calcio a los huesos. Para saber más sobre este tema, haz click en este enlace.
  • La nutrición especializada para conseguir un aporte de nutrientes óptimo, evitar la ganancia de peso y mejorar los porcentajes corporales (agua, grasa corporal y visceral, masa muscular y ósea). Información sobre nutrición especializada.

Si te ha parecido interesante o quieres que te informemos sobre algo en concreto te leemos en los comentarios o en privado.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *