¿Sufres dolores menstruales?

dolor menstrual

La dismenorrea, conocida como “regla dolorosa o dolor menstrual” es algo muy común en nuestra sociedad, nos acompaña a muchas mujeres a lo largo de nuestra vida fértil. Cada mes, durante uno o varios días y con mayor o menor intensidad, la mayoría de las mujeres sufrimos dolores menstruales y esto no es lo normal, «las reglas no deberían doler.

Las dismenorreas se clasifican en primarias (suele comenzar dos o tres años después de la primera menstruación, cuando se establece la ovulación) y secundarias (es el dolor en parte o totalmente como resultado de algún problema subyacente, como una cirugía, un parto, endometriosis, miomas…).

 

¿Qué provoca estos dolores?

Hay distintos motivos por lo que la menstruación es dolorosa, yo siempre lanzo una pregunta a todas las pacientes que acuden por este motivo a mi consulta: “¿los antiinflamatorios te alivian el dolor?”, si la respuesta es que SI, la causa principal de estos dolores son las prostaglandinas proinflamatorias, una sustancia química que en exceso causa una respuesta inflamatoria en la zona activando los receptores del dolor y produciendo contracciones uterinas dolorosas.

El máximo dolor se produce durante los dos primeros días, cuando el pico de prostaglandinas es mayor y provocaría isquemia, hemorragia y dolor (cuando las  prostaglandinas entran a la circulación sistémica, aparecen nauseas, mareos, cefaleas e incluso vómitos).

También tenemos que tener en cuenta que el consumo excesivo de:

  • Productos animales terrestres (carnes, embutidos, lácteos)
  • Grasas saturadas (carnes rojas, mantequilla, embutidos grasos, lácteos)
  • Alimentos de índice glucémico alto (pan, pasta, azúcares, bollería industrial)

aumentan la producción de prostaglandinas, la causa principal de los dolores premenstruales y menstruales.

Entonces, si el dolor menstrual mejora al tomar un antiinflamatorio, en cuanto menos comamos estos alimentos citados anteriormente, hagamos ejercicio y se aumente la ingesta de frutas y verduras, el síndrome premenstrual tenderá a disminuir.

 

En cambio, si ante la pregunta “¿los antiinflamatorios te alivian el dolor?” la respuesta es NO, el origen podría ser múltiple y podría deberse a:

  • alteraciones posturales, alteraciones musculares y alteraciones del sistema nervioso vegetativo
  • restricción de la movilidad del útero
  • congestión a nivel de la región abdominal
  • desajustes hormonales, que pueden venir de la mano de la hipófisis (glándula responsable de la segregación de FSH y LH, hormonas responsables de la maduración y rotura de los folículos del ovario donde se fabrican los óvulos) que se ve afectada por tensiones en las membranas craneales, canal medular y que finalmente se insertan en el sacro.
  • alteración de la tiroides: un hipertirodismo puede desencadenar una regla más abundante y un hipotiroidismo creará un desequilibrio ovárico con una tendencia hacia la hiperestrogenia, esto quiere decir más congestión, reglas con más coágulos porque la mucosa está muy desarrollada y a la hora de evacuarla puede haber más dificultad
  • un exceso de estrógenos pero también puede ser un déficit de progesterona con un espasmo de miometrio que creará dolor.

 

Como vemos, la etiología es diversa y habría que hacer una valoración individual para saber cual sería el tratamiento más adecuado para cada persona, ya que un mismo síntoma en dos mujeres diferentes tendrá etiologías completamente distintas y por lo tanto, tratamiento distintos.

No es necesario resignarse a que cada 28-30 días se sufra un dolor casi insoportable, deja a un lado los antiinflamatorios o analgésicos que necesitas para aliviar estos dolores y ponte en nuestras manos. En impulsa fisioterapia estamos especializados en el tratamiento de la dismenorrea o dolor menstrual.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *